Segunda Exhibición de la rojita sub 21 (4-1) ante Francia que peleará por ganar el tercer europeo en 8 años.

Redacción: Administración/ Imágenes: cope.es

Claramente España va de menos a más ya sea en fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, contamos también por partidos de Rafa Nadal, Hockey Hierba, Waterpolo, las exhibiciones de Carolina Marín, Lidia Valentín o Mireia Belmonte, entre otras,  y siempre que ocurre esa circunstancia, ya sea en campeonatos de Europa, campeonatos del Mundo o en Juegos Olímpicos, España termina ganando la competición.

Ese es el caso y el domingo se confirmará ante Alemania en el final, reedición de la final de hace dos años en Polonia que ganaron los germanos por (1-0), una España que tras caer ante Italia (3-1 y eso que hicimos un golazo de Ceballos y 30 minutos muy buenos), ganar, ” in extremis” (2-1) a Bélgica con gol de Fornals, desde que es de la partida, España está realizando exhibiciones, realizó dos partidazos ante Polonia (5-0, eso que nos bastaba con ganar 3-0) y ayer ante Francia, remontando además un (0-1) en contra, para ganar por (4-1), con golazos de Marc Roca, Oyarzabal, de penalti, en la última jugada del primer tiempo, de Dani Olmo, junto a Oyarzabal y Fornalls por supuesto, Ceballos y el timón mediocampista, Fabián, otra de las claves de esta selección y el cuarto gol del 9 del equipo, ha salido curiosamente desde el banquillo en los dos últimos partidos y ha marcado dos golazos, Borja Mayoral, un “9” y suplente de lujo que sería titular en cualquier selección de este europeo sub 21 y muchas absolutas pero que asume su rol, lógicamente, en la mejor selección sub 21 del momento, pase lo que pase el domingo, en ESPAÑA, en la rojita sub 21 de Luis Fuente, un técnico que jugando con falso nueve y acumulando “jugones” en el mediocampo, ha dado con la tecla que mejor define a España, el Tiki-taka, ya sea en hombres como en mujeres, ya sea en la sub 17 como en la sub 19, como en la sub 20, sub 21 que será sub 23 en las olimpiadas de Tokio como en la absoluta.

Ayer, nuevamente con Fabián, dueño y señor del mediocampo, destruye y construye a la vez, un mediocentro que los madridistas ( permitirme que me incluya) queremos de blanco, menos Pogbas y más Fabianes, escoltado por el “jugón” de esta generación, Dani Ceballos, por Marc Roca, autor del primer gol de España, por  Dani Olmo que hizo el tercero, por Oyazarbal  que hizo el (2-1) de penalti y por un gran Fornals, jugón, goleador y talismán de este equipazo.

Decidida a disputar la cuarta final desde 2011 ( ganamos en 2011, 2013 y perdimos en 2017), España sufrió, eso sí, los errores arbitrales, casualidades o no, siempre nos suelen perjudicar y beneficiar al rival ( más peso tenemos que tener en estas instituciones continental e intercontinentales), un penalti por mano descarada de Ballo-Touré tras un toque de escuela, toque magistral de Dani Olmo que el colegiado no sólo no quiso conceder sino que a la jugada siguiente, en un leve rozo, si es penalti este, el anterior es hasta amarilla con el reglamento en la mano, de Junior a Mateta que hizo el (0-1).

Minutos después, el propio Mateta tuvo en sus pies la sentencia, en una rápida contra de los galos que dejó a Mateta ante Sivera haciendo el “porterazo” del Alavés, la parada, en ese momento ya que luego haría otra en la segunda mitad, del encuentro. Salvador y dejando patente que además de Kepa, no De Gea con todos mis respetos, España tiene la portería bien cubierta para futuros europeos, mundiales u olimpiadas.

Lógicamente, si a esta España del tiki-taka “no la matas”, España te acaba matando deportivamente hablando. Así, un doblete remate de Roca primero y de Fornals segundo fueron repelidas por el meta del Nimes, Bernardoni, a corner. En el mismo, saque de esquina y doble remate de Roca, el segundo a la red (1-1) y nuevamente tablas en el marcador.

Antes del descanso, penalti de Konate a Oyarzabal fue transformado por el jugador de la Real Sociedad ( otra curiosidad, dos goles de Oyarzabal en las dos exhibiciones de España ante Polonia y ante Francia), (2-1) y España a 45 minutos de su cuarta final en ocho años.

En la segunda mitad, España sacó, un poco más, su repertorio goleador, asistencia de Fornals a Fabián y este a su vez a Olmo que no falló (3-1) y una España que tenía pie y medio en la final del domingo ante la vigente campeona, Alemania ( derrotó en semis por 4-2 a Rumanía).

Sin embargo y al igual que ante Polonia, el festival de ESPAÑA no terminó ahí y con un golazo de Mayoral, salió también desde el banquillo ante Polonia e hizo otro golazo, puso el (4-1), en una España que antes del tanto de Borjita, el propio delantero parleño tuvo un mano a mano donde remató mal pero el meta francés, repelió peor pero la suerte esta vez cayó del lado francés marchándose el balón a córner y ya con el (4-1), vaselina del recién incorporado, Carlos Soler que Fode Touré, sacó casi en la línea evitando la manita de una rojita que el domingo ante Alemania, reedición de la final de hace dos años en Polonia, buscará además de la venganza por lo ocurrido en dicho país centroeuropeo, su cuarto título continental ( 1998, 2011 y 2013) y el tercero en apenas ocho años, una rojita de ORO que busca un doble particular que además nunca ha ocurrido, CAMPEONA CONTINENTAL y posteriormente, ORO OLÍMPICO ( fuimos ORO en Barcelona 1992 pero participamos como anfitriones y fuimos PLATA en SIDNEY 2000 tras caer por penaltis ante Camerún acudiendo a la cita olímpica como campeones de Europa sub 21 en 1998), el año próximo en Tokio 2020.

¡¡ENHORABUENA EQUIPAZO!!.. ¡¡A POR EL CUATRO ORO CONTINENTAL!!.. ¡¡VAMOS ROJITA SUB 21!!..